Porque sí, o tal vez no

5 Dec
Escribir es resistir, me dijiste citando a no se quién y yo puse cara de de qué carajo me estás hablando, lástima que no la pudiste ver. Te hubieras reído. O tal vez no. Será que resistir es atarse, y esta es la única forma que tengo de estar con vos. Aunque sea sucia y una mentira.Porque no estás, porque tu mente deambula en los ayeres cómodos y en los mañanas inciertos con personas que van de acá para allá tanteando un terreno que se tambalea. Y ante la ansiedad y la angustia de no encontrar a nadie, te acordás de que existo y entonces aparecés, tan egoístamente inoportuno.

Porque caigo como la mejor, y vuelvo a extrañarte. Me empiezo a asfixiar en ese vacío que quema el pecho sin tener éste aunque sea un poco de piedad, y la garganta se cierra, da sed.

Una sed contradictoria, que se alegra con tu aparición, al mismo tiempo que le duele en el alma. El encuentro, si es que se puede llamar encuentro a lo que pasa entre dos celulares, no dura más que unos pocos minutos, pero que son suficientes para revivir lo que todavía no tuvo tiempo de morir por completo.

¿Por qué?, ¿para qué? Un momento de felicidad, inmerso en la burbuja de la ilusión utópica, condenado a desvanecerse en tristeza inaudita.

Basta, se terminó.Me doy por vencida. Renuncio. Al menos hasta mañana, o cuando sea que se te ocurra reaparecer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: